Bueno, a ver, la idea de negocio que está en tu mente consiste en que vas a crear “algo” que va a satisfacer las necesidades de alguien y que va a pagar por ello.

Bien, para crear el negocio lo primero que habría que hacer es probar que efectivamente ese “alguien” tiene esa necesidad, que lo que le ofreces le interesa y que pagaría por ello (y cuánto).

Por otro lado, para poder ofrecer ese “algo” necesitas saber qué recursos necesitas (no te olvides de las personas, ¡son los más importantes!) y cuánto te van a costar.

Con todo esto, valorar cuánto te hace falta vender para que el negocio sea sostenible.

Si resulta que efectivamente tienes a clientes interesados, que pagarían por ello y que además el negocio puede ser sostenible y rentable, necesitas construir una primera versión de ese “algo” y ponerla en sus manos para probarlo y mejorarlo.

Si tienes el producto y tienes a clientes interesados y dispuestos a pagar, ya sólo tienes que traducir esta experiencia en ventas y comenzar a facturar.

¡Pues vamos, ya solo nos queda poner en pie tu idea de negocio!

sbn4na5zj5omybkvwg6xzuwcrk2cq4.html
WhatsApp WhatsApp us
A %d blogueros les gusta esto: