Esta reflexión quiero que quede entre nosotros porque, en cierto modo, es dolorosa y a la vez motivadora.

Una de las personas que más admiro y me ha ayudado, me ha dicho:

«No te veo. Esos niños en las ollas no los termino de comprender.»

Así que, es ahora cuando más voy a trabajar, porque ya sabemos que cuando no nos terminan de comprender, lo más fácil, lo menos doloroso, es darnos de lado.

Entre nosotros

“Lo consiguió porque no sabía que era imposible.”

 

WhatsApp WhatsApp us
A %d blogueros les gusta esto: