Lo que te hace auténtico no es tu aspecto físico, ni el lugar en el que vives, ni lo que posees. Es algo que siempre viaja contigo: El Sentir de tu Corazón.

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: